Tagged: roi

Estrategias 360: el WOW que tu negocio necesita

mesa de trabajo

En una entrega anterior, nos referimos a la omnicanalidad como una nueva filosofía empresarial, derivada no solamente de la creciente disponibilidad tecnológica sino también de los hábitos de los consumidores, que se transforman con rapidez. Pues bien, esto no es todo, ya que la omnicanalidad forma parte de una dinámica aún mayor, un nuevo estado-del-arte del marketing que autores como el prestigiado Philip Kotler describen como marketing 4.0.

Kotler es un economista estadounidense que muchos consideran el padre del marketing moderno y que se mantiene atento a la rápida evolución del sector. Por ejemplo, publicó en 2010 el libro Marketing 3.0 y, ni bien pasados seis años, ya planteaba la fase siguiente en su libro Marketing 4.0. Pasar de lo tradicional a lo digital.

¿Y qué es el marketing 4.0? Para decirlo en pocas palabras, es aquel consistente en estrategias 360º tanto en medios online como offline, y que tiene al consumidor como la persona al mando en los procesos de intercambio de bienes y servicios. Puedes leer más al respecto en esta página.

«La mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos»: Philip Kotler

La premisa de esta nueva fase de la mercadotecnia radica en ganar el apoyo y la confianza del consumidor, de modo tal que este se mantenga no solo como cliente de una marca, sino también como su embajador.

Para lograr este grado de fidelización, es fundamental tener claramente detectados los hábitos del consumidor al que se desea llegar y estar preparados para abordarlo en cualquier etapa de su proceso de decisión de compra. Pero no sólo eso, las empresas tienen que estar preparadas para sorprender a sus compradores. ¿Cómo? Yendo más allá de lo que esperan encontrar en el producto, algo que Kotler define como «el fenómeno WOW».

En resumen, el marketing 4.0 consiste en una combinación de experiencias, tanto en el mundo real como en el digital, con un enfoque integral, centrado en las necesidades emocionales del cliente y con valor agregado, tanto para sorprender al consumidor como para hacer alianza con él en la construcción de un mundo mejor. La calidad en el servicio es clave y marca la diferencia respecto a la competencia directa.

«Hay que tener proveedores preferidos e incluso transformar en socios a algunos de ellos»: Philip Kotler

Tener acceso y control de una estrategia integral implica retos para empresas de todo tamaño, desde grandes corporativos hasta pymes y empresas familiares. Por ello es importante que tu negocio tenga a la mano un socio operativo y estratégico para acceder a los beneficios de esta fase del marketing.

Ya sea que necesites asesoría, o bien la planeación y ejecución de tu estrategia 360º, puedes encontrarlo aquí, con opciones que van desde el marketing digital integral y la producción de audio y video hasta la producción y realización de eventos y campañas de marketing promocional. Descúbrelo ya.

Conoce Google Analytics

analyticas

Google Analytics es una de las mejores herramientas para medir el desempeño de una página web. Con ella, puedes saber todo acerca de qué sucede en tu sitio. Desde quiénes entran, cuánto tiempo permanecen, si realizan alguna compra o registro, qué buscador usaron para encontrarte, en qué parte de la página se fueron, entre muchos otros.

En general, esta herramienta te da muchísimos datos y puede ser confusa para alguien que inicia en analítica web, pero te recomendamos colocar los KPIs (Key Performance Indicators) más importantes o aquellos que el cliente te solicite en tu página de inicio.

Google Analytics te permite ver los esenciales de tu página web desde una plataforma versátil y con datos claros. Lo que debes hacer es enlazar tu página con el administrador de Google Analytics. También será necesario acompañarte de un programador que sepa insertar los códigos necesarios en tu página y obtener ciertos tipos de datos, como la creación de funnels y cookies.

Esta herramienta te permite obtener muchos datos y números sobre la actividad de tu página web, lo importante no es tanto obtener los números, sino la interpretación que obtendrás de ellos. Por ejemplo, un alto porcentaje de rebote debe tenerte preocupado porque las personas escapan de tu página por alguna razón.

Al hacer un informe, debes tener en cuenta cuáles índices usar, aquí te dejamos una lista que puede ser de utilidad:

Porcentaje de Rebote: Este índice se muestra en número porcentual y representa la cantidad de veces que un usuario sale de tu página web a otra. Este número puede ser muy malo si, por ejemplo, se trata de la página principal, pero puede ser muy bueno si se trata del último mensaje al realizar una conversión.

Número de visitas: Este índice es la suma de todos los tipos de visitas a tu página web. Mayor número de visitas trae más tráfico, pero eso no significa ventas. Puedes realizar una excelente campaña SEM, pero no lograr conversiones por cuestiones de diseño web. También debes tomar en cuenta si las visitas son de las mismas personas en tu empresa, cosa que puede afectar el resultado (en este caso, habría que identificar la dirección IP y filtrar a estos usuarios), o cuáles son primeras visitas o regresan y con qué constancia.

Origen de las visitas: Aquí puedes observar de qué medio vienen las visitas y definir el tipo de tránsito entre orgánico (buscador), de referencia (a través de un enlace en otra página, como otro blog o las redes sociales), pagado (a través de una campaña SEM) o directa (al escribir la dirección desde la barra de navegación).

Aparato de origen de las visitas: Este índice te indica si los usuarios ingresaron a través de una PC, un teléfono o una tableta. Es muy útil cuando tu objetivo es saber sobre la navegabilidad de tu página. Un sitio responsivo y con buena usabilidad puede ser usado en cualquier tipo de plataformas.

Número de conversiones: Tu página web debe tener un objetivo, puede ser sólo informar, generación de leads o ventas. Una conversión ocurre cuando se completa un proceso como el llenado de una hoja de contacto, una venta o una descarga. Si tienes una tienda On-line, debes concentrar tu atención aquí ya que es donde verás reflejado tu ROI.

Tiempo medio de sesión: Es la media de permanencia en tu página web o en una página en específico. Con ciertas configuraciones, puedes observar dónde dan clic los usuarios, en qué momento pasan más tiempo y en dónde es muy rápido.

Identificación de Keywords: Las Keywords o palabras clave son aquellas que los usuarios usan más para encontrar tu página. Éstas son útiles para cuando deseas realizar campañas SEM, por ejemplo.

Motores de búsqueda: Este índice te ayudará para saber qué buscadores se usan para encontrar tu página web. Existen muchos buscadores (google, yahoo, yandex, baidu, duckduckgo, etc.) y varía la predominancia de cada uno según el país o lugar, es importante tenerlo en cuenta al momento de realizar campañas.

La herramienta de Google Analytics tiene también conexión con otras, por ejemplo, Google AdSense, AdWords, Google Tag Manager, entre otros. Los cuales, te podrán ayudar a tener un conocimiento más robusto del funcionamiento de tu página web y poder tomar decisiones como cuándo y cómo optimizarlas.

Sin raíces no hay frutos

Sin raíces no hay frutos

Por Edgar Molina

En pasadas entregas hablamos de los puntos básicos de las redes sociales, cómo actuar en ellas, los mitos y los estudios (que insisto: no son leyes, sólo teorías) que giran alrededor de Facebook, Twitter y demás sitios de interacción. Ahora toca el turno del ecosistema al cual pertenecen las redes sociales dentro del ámbito empresarial: el Digital Marketing.

En Internet circula una imagen denominada “árbol del marketing digital” en el cual se enuncian los diferentes actores que participan dentro del mercadeo en los medios digitales; haciendo un análisis de este esquema podemos dividirlo en dos importantes segmentos que le pueden dar a la empresa en cuestión impulso económico importante, con un presupuesto inferior al que se plantea para medios convencionales: Branding y ROI (Return On Investment).

De algo sí podemos estar seguros: no podemos (puedes) vender ningún producto o servicio sin antes darte a conocer. Necesitas crear presencia de marca, es decir, que tu mercado potencial te conozca, sepa quién eres, de dónde vienes y qué ofreces o de lo contrario sería como lanzar piedras hacia arriba esperando que golpeen a los aviones. De la misma manera no puedes crear presencia de marca si no tienes los elementos necesarios para ello, como una estrategia definida y generación de contenidos. Ya teniendo estos componentes es necesario un canal de transmisión y, como estamos inmersos en los medios digitales, la página web es la mejor opción.

La página web debe darle la mejor experiencia de navegación al usuario. Para ello el desarrollo web y el diseño son elementales, pues si no cuenta con diseño adaptable a dispositivos móviles (responsivo) o la navegación es plana, la experiencia del usuario no será agradable y no obtendrás ni branding ni ROI.

Bien, si llevamos el hilo del marketing digital con base en el “deber ser” ya contamos con raíces sólidas y bien cimentadas (investigación previa, estrategia, generación de contenido y branding en medios convencionales) así como de un tronco fuerte, capaz de mantener las ramificaciones que darán como fruto presencia digital y retorno de inversión (sitio web bien desarrollado y con diseño ideal). Ahora es necesario pensar en las ramas que sostendrán los frutos hasta que sea el momento de recogerlo. Como dije en un principio, hay dos segmentos, uno que es el que te posicionará como marca y otro que regresará parte de la inversión que se ha hecho.

El primero es el de posicionamiento, ese que tiene ramificaciones enfocadas a publicitar a la empresa, tu servicio / producto y si es conveniente, al equipo de trabajo que colabora en ella. Para esto último recuerda que un equipo reconocido por sus líderes se siente más identificado y comprometido con una organización.

El segundo es el enfocado directamente al ROI, el cual cuenta con movimientos más agresivos y enfocados a la conversión de lo que hace la parte de Branding en ventas, todas las actividades realizadas a través de canales digitales.

Para que ambos conjuntos de ramificaciones funcionen adecuadamente y surtan frutos en el corto o mediano plazo es necesario que la página web tenga todo lo necesario para soportar las acciones de Branding y ROI, es decir, que su contenido tenga coherencia y excelente diseño, que su ingeniería esté basada en un buen SEO y accesibilidad y, para que la página web funcione con base a las especificaciones que mencionamos, que sea alimentada constantemente con contenidos fuertes y cuente con estrategias dinámicas, y enfocadas a los objetivos de la organización y del Marketing Digital de la empresa.

Así que con esta breve (larga) palabrería perseguí darles un preámbulo de lo que es un ecosistema de Marketing Digital, situación que me compromete (para no decir que me obliga) a abordar de cada una de las partes que conforman este árbol. Mientras tanto…nos mantenemos online.