Las palabras clave, el alma de tu estrategia SEO

Una estrategia de posicionamiento web exitosa requiere definir bien el objetivo a alcanzar. Te compartimos un par de consejos para que tu optimización SEO rinda frutos.

Seguramente te has preguntado en más de una ocasión cómo posicionarte mejor en los resultados de búsqueda en servicios como Google o Bing. Para conseguirlo, el elemento fundamental es la selección de las palabras clave correctas que permitan diferenciarte de la competencia directa y, mejor todavía, tener presencia en las regiones geográficas donde están tus clientes potenciales.

El entendimiento de los intereses y preferencias de tus públicos es fundamental para una campaña de marketing exitosa. Haz clic aquí si quieres saber más sobre cómo lograrlo con una estrategia de contenidos adecuada.

Las palabras clave o keywords son tan solo la materia prima del posicionamiento web, por lo que necesitas ejecutar un conjunto de acciones que, bien implementadas, harán que los motores de búsqueda trabajen a tu favor. Esto se conoce como SEO (Search Engine Optimization) y aquí mencionaremos algunos elementos básicos para que puedas comenzar.

Las keywords son la materia prima de tu SEO y elegirlas bien es de importancia estratégica.

Por qué es importante definir tus keywords

Contar con una página web es indispensable para dar presencia digital a tu marca: da a los usuarios certeza de la existencia de tu organización, información concreta de lo que ofrece y, principalmente, es el eje en torno al cual se mueven todos los demás elementos disponibles en internet, como tus redes sociales.

Como la competencia para sobresalir en los buscadores es cada vez más intensa, a tu marca le convendrá hacer una selección de palabras clave precisas acerca de lo que tienes que ofrecer y, mientras más específico seas, mucho mejor.

En qué basarte para elegir palabras clave

En la actualidad, una descripción basada tan solo en palabras clave muy generales como “venta de ropa”, por ejemplo, te dará pocas posibilidades de ser detectado por los usuarios en una búsqueda, porque es demasiado amplia y muchas empresas o particulares también la utilizan.

Para aprovechar mejor este concepto, trata de referirte a tu posición específica en el mercado, incluida la región donde están los públicos que más te interesa alcanzar. Si retomamos el ejemplo antes dado, una frase como “venta de ropa para hombres y mujeres en Coyoacán, Ciudad de México”, podría darte mejores resultados. La clave principal está en usar frases que respondan a las preguntas que tus públicos de interés podrían hacerse.

En este punto, queremos aclarar dos cosas: este tipo de frases deben formar parte no solamente de los contenidos visibles de tu página web, sino también de los que no se ven al navegar en ella, pero sí en los resultados de una búsqueda por internet o en una previsualización de tu web en Facebook, por poner un caso. Nos referimos al título y la descripción de tu página web, que en el código fuente puedes identificar con las etiquetas HTML title y description. Como es una tarea que puede requerir apoyo en programación, haz clic aquí si necesitas ayuda.

Dos aspectos indispensables para elegir las palabras clave adecuadas

La cola del pavo real ilustra lo que serían las long tail keywords comparadas con las short tail (cresta) y las medium tails (cuerpo).

La cola del pavo real ilustra lo que serían las long tail keywords comparadas con las short tail (cresta) y las medium tails (cuerpo).

1. Cuida el largo de las keywords

Para construir palabras clave eficaces, procura que tengan el largo idóneo para que sean claras, específicas y útiles para los usuarios, así como viables para darte resultados reales.

En SEO se distinguen, por su extensión, tres tipos de palabras clave: short tail, medium tail y long tail. Retomando lo dicho líneas atrás, las primeras equivaldrían a la frase “venta de ropa”, mientras que las últimas a “venta de ropa para hombres y mujeres en Coyoacán, Ciudad de México”. Las long tail son las más adecuadas para que logres resultados perdurables y atraerán tráfico de más calidad a tu web.

Un buen tip para hacer una identificación inicial de tus palabras long tail, es hacer una búsqueda en Google con los términos que describan lo que ofreces al público y fijarte en las preguntas asociadas. Haz que tus palabras clave sean la respuesta a esas preguntas, pero tampoco lo hagas de manera forzada, porque los motores de búsqueda lo detectarán y restarán relevancia a tu presencia web.

2. Analiza la relevancia de tus keywords

Para terminar de definir las palabras clave aptas para tu estrategia SEO, mide el volumen de búsqueda y observa el uso que tu competencia da a palabras clave semejantes. Para ello, cuentas con distintos recursos en línea que, bien combinados, pueden darte resultados. Google Analytics y el planificador de palabras clave de AdWords son dos de las herramientas que puedes aprovechar.

Ahora bien, esta selección de palabras clave es, como ya dijimos, apenas el comienzo. Naturalmente, los procesos de SEO han evolucionado bastante desde el surgimiento de internet y hoy día consideran otros factores, como la experiencia de usuario que brinda tu página web y la calidad de su contenido (tiene que ser pertinente y estar bien escrito).

Es importante que tengas en cuenta que el SEO puede tardar un poco en dar resultados, sobre todo si tu presencia en la web es nueva, pero es necesario para que tengas resultados duraderos y no parezcas inexistente en internet.

También deberás monitorear constantemente los resultados, para que hagas los ajustes que sean necesarios y en caso de ser necesario, puedes recurrir a la asesoría de un experto para alcanzar los mejores resultados.

Leave a Reply

  • (will not be published)