¿Menos privacidad en WhatsApp?

¿Menos privacidad en WhatsApp?

                                                                                                                                                                                                               Por:  Ilsi Pérez (Instagram @ilsiorta) y

Maurico Marín y Kall (Instagram @mmyka)

Recientemente se anunció que WhatsApp cambiará su política de privacidad. La nueva cláusula estipula que compartirá el número telefónico de los usuarios con Facebook, con la finalidad de mejorar la experiencia entre ambos servicios.

Entre los supuestos beneficios que obtendrán los usuarios destacan una mejor segmentación de publicidad en su perfil de la red social, así como una recomendación más acertada para hacer nuevos amigos.

WhatsApp-pronto-podria-estar-integrado-Facebook

“Como una empresa filial de Facebook, en los próximos meses comenzaremos a compartir información que nos permita coordinarnos mejor y con ello mejorar la experiencia entre servicios. Ésta es una práctica típica entre compañías que son adquiridas por otras”, explicó WhatsApp a través de un comunicado.

La noticia dio un giro a lo que anteriormente había prometido el servicio de mensajería instantánea, por lo mismo, todos los usuarios de la aplicación recibirán la notificación de los términos ya mencionados y podrán actualizar, aceptar o cancelar su uso en un lapso de 30 días.

En algunos sitios incluso han surgió tutoriales para desmarcarse de esta nueva política, aunque la verdad es que aún no podemos saber cómo funcionará ni de qué manera repercutirá para bien o mal en la vida de millones de personas que utilizan ambas plataformas como parte de su día a día.

De momento, lo que parece indignar es únicamente la idea de ir perdiendo cada vez más y más lo que aún nos queda de privacidad; incomoda esa conciencia de saber que nuestros datos, nuestra información y hasta nuestras más íntimas conversaciones vayan siendo grabadas y registradas para fines abstractos, para beneficios intangibles.

Después de todo, son los contras de la vida en línea, del uso incesante de aplicaciones que constantemente nos piden todo tipo de datos como condición para poder usarlas. De pronto uno se encuentra ante la necesidad de admitir sin rodeos que la vida privada, como tal, ha dejado de existir.

Por el momento sólo nos queda esperar ver cómo funcionarán las dos aplicaciones a partir de esta –llamémosla así- nueva sinergia.

 

Para quienes busquen desmarcarse de esta nueva política, les compartimos este video que muestra el paso-paso de cómo hacerlo.  http://bit.ly/2c2onsa

Leave a Reply

  • (will not be published)