Las comunidades no se crean ni se destruyen, sólo se basan en usos y costumbres

Las comunidades no se crean o se destruyen, sólo se basan en usos y costumbres.

Por Edgar Molina

Existen frases que tratan de explicar el comportamiento de las personas de una manera metafórica conocidos como refranes o simplemente “dichos”. Nos dimos a la tarea de “tropicalizar” uno de ellos hacia el comportamiento de las personas inmersas en el mundo de las redes sociales con el objetivo de sensibilizarlas y ayudarlas a enfocar bien los contenidos que comparten en el mundo virtual para no ser señalados como incoherentes.

“Dime con quién andas y te diré quién eres”.

Este dicho popular enmarca la situación de un individuo con respecto a sus círculos sociales, ya que el comportamiento de éste por lo general (no es regla), se ve afectado o modificado de acuerdo a las normas no escritas de dicho grupo, por lo que si una o más personas de dicha sociedad se identifica con ciertas prácticas, entonces quienes se encuentren fuera del círculo generalizarán las acciones, diciendo que TODOS los integrantes de ese grupo actúan de la misma forma ¿les suena?

Lo mismo sucede dentro de las redes sociales, de acuerdo a la comunidad que vayas formando será la idealización que tengan de tu persona y es aquí donde entra lo aburrido de las redes; Si quieres que tu perfil (ya sea ciudadano, de empresa o demás instituciones) sea bien recibido por un público determinado, comienza por crear una comunidad que vaya acorde con los objetivos e intereses de dicha agrupación.

De lo contrario las publicaciones que compartas y que desees que ese público tome en cuenta, le serán indiferentes o criticarán tu intención de formar parte de una comunidad a la que “no perteneces”. Así que ya saben, si quieren ser percibidos como intelectuales, les sugiero que no sigan a personas o páginas de entretenimiento basado en el humor soso o vulgar, pues su público meta no encontrará el mínimo interés en entablar una relación con ustedes. Caso contrario si su objetivo es llegarle a esas entidades que son más populares y tienen mayor apertura para integrar a nuevos usuarios a sus redes.

Es cierto y como he dicho antes, que no hay fórmulas exactas para obtener éxito dentro de las redes sociales y que los estudios arrojan resultados muy obvios hasta para primerizos en el ramo, sin embargo, -y también lo he dicho- no está de sobra tenerlos a la mano para cualquier emergencia o bien para explicarle con manzanas a quienes no se les da eso de la obviedad. Y mientras eso sucede, como ya se está haciendo costumbre, nosotros nos mantenemos online.

Leave a Reply

  • (will not be published)